Mascara Led Facial


Las máscaras Led faciales son un método descubierto por la NASA en la década de los 60 con el objetivo de potenciar el crecimiento de las plantas en el espacio.

En este procedimiento observaron la incidencia de esta luz en los tejidos del cuerpo, viendo una notable mejoría en los procesos de curación y reparación de los daños de forma eficaz.

La terapia Led utiliza longitudes de ondas de luz que emiten energía conocidas como terapia reconstructiva LED (diodo emisor de luz), demostrando una mejoría en las arrugas finas, hiperpigmentación, y rugosidad de la piel, debido a la producción de colágeno y elastina.

Dependiendo del tipo de color que utilicemos podremos obtener diferentes beneficios, es lo que se llama terapia fotodinámica.

Luz roja: Repara los tejidos dañados, reduce arrugas y líneas de expresión y ojeras.

Luz azul: Indicada para pieles acneicas, eliminando las bacterias que lo producen y reduciendo los poros dilatados.

Luz verde: Indicada para hiperpigmentación o manchas, ayuda a la cicatrización y regeneración de la piel.

Luz Amarilla: Tensora, efecto lifting, ayuda a reducir el enrojecimiento y la irritación.

Luz Celeste: Calmante y anti estrés, relaja, calma y aporta energía a las pieles más sensibles.

Luz Violeta: Cicatrizante, ayuda a la regeneración de heridas, difumina las secuelas del acné y trata las rojeces.

Luz Blanca: Indicada para la flacidez, ayuda a atenuar las líneas de expresión, regenera la piel envejecida y mejora la flacidez.