Cavitación

La cavitación es el proceso repetitivo de la formación de micorburbujas de vacío en el interior de un gas o un liquido o fluido, seguido por la implosión de estas, que da lugar a un nuevo ciclo de microburbujas.

En el campo de la estética, se ha descubierto que su uso es efectivo en el tratamiento de afecciones estéticas con la adiposidad localizada y la celulitis.

La CAVITACIÓN   genera al implosionar la energía suficiente para destruir las membranas adipocitarias sin dañar otras estructuras, es un método eficaz ,seguro e indoloro.

Estas nanoburbujas provocan, mediante su implosión por acumulación energética en el interticio celular del panículo adiposo, la destrucción de la membrana celular del adipocito (celula de grasa) por un exceso de presión superficial. Esto tiene como resultado la liberación de glicerol y los ácidos grasos al torrente sanguíneo. Estos residuos son luego  metabolizados y eliminados por el organismo de manera natural a través los canales habituales de evacuación, aunque se recomienda realizar un tratamiento conjunto con un drenaje linfático mediante presoterapia para mayor resultado de eliminación.

RESULTADO: Resultados desde la primera sesión la piel se alisa, producimos perdida de volumen corporal y mejora del aspecto global a partir de la tercera sesión.


FRECUENCIA DEL TRATAMIENTO: Una vez por semana o cada 3 días 

RECOMENDACIONES: Beber 2 litros de agua todos los días durante el tratamiento y llevar una dieta equilibrada baja en grasas.